Cómo aprender más y mejor

Sencillas técnicas pueden transformar de forma positiva la experiencia de aprendizaje para sacar provecho en verdaderas herramientas para quien desea rendir al 100% en sus clases o proyectos personales de cualquier tipo que involucren “aprender”

Regla de oro: Mentalizarse

No se puede estudiar por obligación, por lo tanto, considera todos los beneficios que te traerá hacerlo. Todo es válido: obtener una buena calificación para salvar el ramo, ser el mejor de la clase, el orgullo de tus padres, un buen puntaje en la bendita PSU, presumir con una chica o chico o simplemente sentir el placer de aprender algo nuevo porque si. Es algo que sólo tú puedes hacer por ti.

1. Destina tiempo a estudiar

Para lograr una efectividad en el estudio, es necesario organizarse semanalmente, destinando un tiempo diario para hacer todo lo relacionado con tus aprendizajes. Partir con 30 minutos cada día es más que suficiente y cuando ya tomes el ritmo, puedes ir aumentando los tiempos. Si no hay costumbre, costará hacer un plan demasiado ambicioso, pero puedes ir aumentando diez minutos de vez en cuando hasta llegar a los cincuenta minutos por día. Una buena idea es hacer un calendario o planificación diaria con todas las actividades que están presente en tu jornada e ir añadiendo bloques de estudio en aquel tiempo muerto que posees.

2. Ordena tus apuntes

Es importante que tengas cada materia en un cuaderno o máximo dos materias (una al reverso o desde la mitad). Esto te ayudará a encontrar tus apuntes de manera rápida y fácil a la hora de estudiar. A su vez, los contenidos tendrán una continuidad lógica y sin interrupciones, estando todo en un mismo sitio.

3. Procura estudiar en un lugar ordenado y limpio

Tu lugar de estudio debe tener buena luz y ventilación. Debes apartarte de las distracciones como la televisón, el celular, fotografías, o música. Incluso si el computador genera que a ratos interrumpas tu concentración, apártate de él. Busca un sitio sin ruidos molestos ni gente hablando de otro tema. Es ideal que utilices una mesa o escritorio pero nunca jamás una cama (las razones son obvias), tu estudio se transformará en una agradable pero poco provechosa siesta que se te va de las manos.

4. Estudia en bloques

Esta modalidad fortalece la internalización de la información adquirida. Por lo tanto, se recomienda estudiar un máximo de cincuenta minutos y luego tomarse diez minutos de descanso para realizar cualquier tipo de actividad y así puedes volver por el siguiente bloque.


5. Respeta el tiempo de descanso

Son diez o quince minutos necesarios. Puedes tomar un jugo, revisar los correos electrónicos, conversar con alguien, jugar con la mascota, caminar o tomar aire desde tu ventana. Pero toma el tiempo exacto que te has propuesto.

6. Realiza anotaciones en el margen de tus lecturas

Puedes realizar anotaciones en los márgenes como dudas, comentarios o anotar palabras para luego buscar su significado.

7. La técnica del subrayado

Subrayar lo importante te proporcionará la capacidad de poder distinguir ideas principales de ideas secundarias. Puedes utilizar una serie de colores o símbolos. Lo fundamental es que si se lee sólo lo destacado de corrido, sea un texto con coherencia.

8. Utiliza esquemas

Son un gran aliado para obtener buenos resultados, especialmente porque fortalecen la memoria visual y de forma rápida se logra abarcar una idea general del tema estudiado. La idea es que el esquema contenga todo lo que queremos aprender pero en pocas palabras. Luego visualiza el esquema con detención, te servirá para recordarlo. Puedes usar colores vivos organizados con una lógica para fortalecer tu memoria visual.

Bibliografía: E-book “Aprender a Aprender” de Ana Kelleyian Manoukian.

Ahora que ya sabes estos tips, recuerda que estudiar es un complejo proceso en que debes tener en cuenta aspectos como los conocimientos previos que posees, el material y el tiempo con el que cuentas, así como también la retención personal, entre otros.

Pero las ganas y la motivación por hacerlo, es una gran arma. ¡Inténtalo!

Deja un comentario